sábado, 6 de octubre de 2007

¡¡¡A votar se ha dicho!!!!
Porque no se puede obviar lo que está sucediendo en el país. Por que es un momento histórico, y es un buen momento para sentarse a pensar sobre la visión de desarrollo que queremos, porque siempre hay una solución para cada problema, una luz en medio de la oscuridad.
Nos guste o nos guste la democracia, nos guste o no esta sociedad, amemos u odiemos la sociedad capitalista. Nada va a solucionar nuestros problemas, pero una decisión u otra puede marcar el futuro a mediano plazo. Nada es para siempre, vivimos en un contexto global, siempre hay intersticios en esta vida para encontrar mejores preguntas y mejores respuestas a los problemas. El dinero aunque muchas veces es una solución, no es la solución humana. Tenemos que pensar en una mejor sociedad, y no es esta justamente, con o sin TLC. Pero hay ideales en cada opción que apuestan por una mejor sociedad, a cada uno de elegir.
Después vendrán otras incógnitas, la historia sigue....pero mañana es el referéndum, así que a votar.

5 comentarios:

El Chata dijo...

La verdad es que a veces me pongo a pensar... y el hecho de poder decidir quien nos gobierna, de decidir si un tratado comercial es bueno o no para nosotros según nuestros criterios, es todo un privilegio.

De veras, es un privilegio. Hay países en el mundo que aún sueñan con poder tener esa libertad de elegir que tenemos. Tiene sus bemoles y malos aires, por supuesto, pero sin embargo es muchísimo mejor que nada.

Hasta hay países que van hacia atrás en ese proceso (Chata mira hacia el Sur con tristeza).

Nos queda un largo camino, estimada.

Lo mejor para el día de mañana.

Francisco Duran dijo...

es cierto, el tlc es solo una herramienta, al final de cuentas, la capacidad de lograr una mejor sociedad depende de nuestro propio trabajo buscando siempre la excelencia.

en todo caso, cualquier futuro y escenario que venga, hay que esperarlo con optimismo.

Anónimo dijo...

• “Parecía que este país era una sola línea con trenes en dirección contraria y renuentes a frenar. El referéndum viene a dar una línea institucional y civilizada ante ese disenso social[1].” Luis Antonio Sobrado, Presidente a.i. del TSE, La Nación del 15 de abril del 2007, p. 5A

• “Costa Rica ha tenido problemas para avanzar en la discusión del TLC en la Asamblea…Con esta resolución (referéndum), los costarricenses podrán participar directamente en la decisión, con su voto. Es una solución democrática y muy costarricense.” Mark Langdale, embajador de los EUA en Costa Rica, La Nación del 19 de abril del 2007, p. 5A

• “Al final, creo que una mayoría social, a favor o en contra del TLC, entenderá que este (referéndum) es un buen camino para Costa Rica…Me preocupa que estén diciendo que las leyes de implementación siguen si pierden el TLC…Con esas declaraciones están calentando la calle. Yo creo que eso sería una llamada a una situación social de una confrontación inevitable”. José Merino, diputado de FA, La Nación 22 de abril del 2007, p. 10A

“Yo puedo discrepar de una decisión de la Sala, o del Tribunal, pero al final ellos tienen la decisión y, aunque discrepe, la respetaré, porque el referendo en estas condiciones es bueno para el país...” (La Nación, 22/04/2007, p. 10A).
Más claro no se puede ser: confianza en las instituciones del estado burgués, lo que se traduce en canalizar la oposición al tratado por la vía institucional y así evitar que se profundice la confrontación social.

Anónimo dijo...

El enviado de un periódico londinense ha descrito una escena, a la que jura haber asistido con sus mortales ojos, muy sano de mente y libre de humos de drogas, en un valle del misterioso Tíbet.

En las noches de luna el rito reúne a personas, quizá millares, y los monjes vestidos de blanco, que se mueven lentamente, impasibles, rígidos entre largos llantos, pausas y reiteradas peticiones. Cuando forman un amplísimo círculo se ve algo en el centro: es el cuerpo de uno de sus compadres tendido boca arriba en el suelo. No está encantado o desmayado, está muerto; no sólo por la absoluta inmovilidad que la luz solar revela, sino porque el hedor a carne descompuesta, con un cambio de la dirección del viento llega hasta la nariz del aterrorizado europeo.

Después de dar vueltas y cantar ampliamente, y después de otras peticiones incomprensibles, uno de los sacerdotes abandona el círculo y se acerca a los restos mortales. Mientras continúa el canto incesante él se echa sobre el muerto, se tiende sobre él adhiriéndose a todo su cuerpo, y pone su boca viva sobre aquella que está en descomposición.

La petición continúa, intensa y vibrante y el sacerdote levanta el cadáver bajo las axilas, lo vuelve a levantar y lo mantiene ante si en posición vertical. No cesa el rito y el llanto; los dos cuerpos comienzan una larga vuelta, como un lento paso de danza, y el vivo mira al muerto y le hace caminar frente a sí. El espectador extranjero mira con pupilas desmesuradamente abiertas; es el gran experimento de revivificación de la oculta doctrina asiática el que se pone en práctica. Los dos caminan continuamente en el círculo de los orates. En un lapso de tiempo no hay ninguna duda: en una de las curvas que describe la pareja, el rayo de la luna ha pasado entre los cuerpos que deambulan: el del vivo ha relajado los brazos y el otro, por sí sólo, se sostiene y se mueve. Bajo la fuerza del magnetismo colectivo, la fuerza vital de la boca sana ha penetrado en el cuerpo descompuesto, y el rito llega a su momento culminante: por momentos o durante horas el cadáver, rito puesto en pie, por su fuerza camina. Así de siniestramente, una vez más, la joven y generosa boca del proletariado potente y vital, se ha aplicado contra la putrefacta y maloliente del capitalismo, y le ha vuelto a dar con el estrecho e inhumano abrazo otro soplo de vida.

maluigi dijo...

soy un a persona dividida...por un lado tengo la vision plana, tradicional, conformista de vivir en esta democracia, mi voto fué del no pensando en una vision mas integral de sociedad, no creí desde el inicio en el referendum, pues era caer en el jueguito electorero...pero por otro lado odio el capitalismo, odio el discursito patriotico, democratico, el neoliberal, progresista, de amor y adoración al trabajo, las cifras macroeconomicas, ver a la gente en terminos de educarlos para los hijueputas puestos de trabjo, para bajar el lomo, odio tener que trabajar por dinero para darme los tres gustillos que tengo...

por un lado suena muy bonito la opción que tuvimos con este referendum, pero por otro digo..es una regla más de este sistema para ver como nos cogen mejor...

pero este es el mundillo que vivimos, y ahora ya pasó el tlc, asi que preparense todos que la cajita de pandora viene con sorpresas....es solo una pieza más de algo deja vu...magnificado

gracias a todos por pasar y opinar