sábado, 31 de mayo de 2008

Ciudades y significancias

Por extranas razones que no quiero explicar, no he tomado ni una foto. Todavia no tengo internet en la choza asi que aqui va algo ligero.

Mas alla de lo interesante que puede ser estar en ciudad completamente distinta de la que uno ha vivido por muchos anos, uno de los aspectos que empiezo a resentir es la certeza de que no hay lugares en la ciudad que tengan significancia para mi. Es decir, en ninguna parte de la ciudad uno se ve reflejado con experiencias, viviencias pasadas. En pocas esquinas y tal vez en ninguna me tope con un amigo, o un conocido, menos en un bar. Toda la construccion de recorridos que uno ha ido construyendo por anos queda hecha anicos ante las nuevas calles, gentes, edificios etc. Evidentemente eso parece abrirse como un nuevo tablero de juego, que tiene infinitos posibles destinos por construir y nuevas gentes por conocer. Pero se resiente no saberse duena de caminos, atajos, del idioma!!!
Una ciudad llena de historia que poco conozco, rostros que no se que han vivido, ni que piensan. Por el momento y por un tiempo me tocara saber cual es mi lugar en esta inmensidad, creo que para no perderme del todo, y creo que a partir de ahi, empezare a encontrar cosas.
En cuanto tenga internet 24 horas, saldre camara en mano, y creo que hara falta otro blog. Ahi les cuento.
*desgraciadamente como sabran no hay egnes, ni tildes.

7 comentarios:

Beto A. Zabermann dijo...

Hola viajera,
Qué bueno que escribás. Espero que estés bien, con el ánimo en alto, y con los pies aventureros- aprovechá ahora...casado y con hijos, los pies son otros.
Atte. Beto

ev dijo...

Hola Malu, ya habíamos conversado algo sobre eso del Blog... espero te animes
Mandarte un abrazo. Me parece que en una ciudad "ajena" advertimos más la propia, precisamente por su "ausencia"...
Suerte en el trasiego existencial que eso es lo más rico de estar en eso...
Beso

itzpapalotl dijo...

Cuando menos te das cuenta, los lugares empiezan a contener todas esas nuevas memorias tuyas, dolorosamente cercanas a veces, imposibles de dejar sin comparación.

silvia piranesi dijo...

no verse retrato en la ciudad donde se vive es repulsivo y atractivo al mismo tiempo, q bueno sacarle el jugo a las dos cosas.

suerte maria..abrazo!

Literófilo dijo...

Volvi y veo que estas en Berlin, �diay? �cuanto tiempo? �haciendo? Espremos que siga con Chepetown, en fin y que te pases por mi blog tambien.

Tomás Goic dijo...

Que dicha que volviste a escribir en tu blog, espero que más pronto de lo que piensas tengas acceso a internet las 24 horas, además que te acostumbres al nuevo medio ambiente en el que te tienes que desenvolver.

Te mando un gran saludo lleno de afecto desde tiquicia aunque yo sea chileno….jejeje.

TicoExpat dijo...

Epa maluigui, que bueno tenerte de vuelta.

Diay si, teclado sin tildes. Yo lo que hago es copy paste - primero tecleo en word. Claro, no me sirve para lso comentarios, pero aun asi mas o menos se entiende.

Me imagino que la ciudad se ve ahora como un lugar extranno. Veaolo desde un punto de vista positivo: es una tela en blanco, para plasmar nuevas memorias.

Yo me acuerdo que hace annos, con lo de las elecciones, nos metieron el miedo de que ibana a tacar los chinos. A mi lo unico que se me ocurrio fue salir a tomarle foto a esos liugares cotidianos por los que no iba a pasar mas, si eran destruidos, y que por no tener nada especial, no habia grabado antes.

Y si, no hay atajos, pero mujer, por lo menos hablas el idioma. Imaginate si no.

Buena suerte y animo. A echar p'alante.