jueves, 26 de abril de 2007

REFLEXIONES ACERCA DE LOS PATRONES DE ASENTAMIENTO DE LAS CLASES ALTAS
DE ANTES Y ACTUALES


Es interesante ver cómo lo que alguna vez fue una ciudad con ciudadanos, fue quedando despoblada, al ritmo que en las periferias se levantan nuevos complejos habitacionales donde se ubica la gran burguesía(también en la periferia están ubicados los grupos más marginales y emprobrecidos)(otrora ubicada en el centro, en las cercanías de la estación del Atlántico, (B°Amón, B° Otoya son un ejemplo claro). Las clases altas se ubicaban cerca del centro de la ciudad, donde se ubicaban los servicios necesarios, así como la cercanía a sus medios de sobrevivencia, es decir sus propiedades, negocios y activos comerciales (café, importadoras, exportación, negocios varios). Era una clase alta que construyó espacios públicos para encontrarse; parques, plazas, cafés, teatros, bibliotecas, hospitales, iglesias, y de alguna manera construyó un país solidario… todo para el disfrute de la ciudad, cercano a sus viviendas. Asistían a los templos, escuelas y trabajos en el centro de la ciudad. Los negocios, reuniones y política era en el centro igualmente.
Convivían entre la propiedad privada de sus casas, con los espacios públicos creados para el encuentro, la recreación y embellecimiento urbano.
Lo interesante es ver alrededor de qué cosas, lugares y ambientes se crean las ciudades y las zonas de viviendas. Vivir en la ciudad de San José, para esas gentes del pasado(mediados de S XIX, hasta los años 60´70´mediados de SXX, y un poco más, , era lidiar con centros de poder gubernamental, parques, iglesias, negocios, estaciones de tren, mercados, aduanas….. la ciudad era un lugar fundamental para la convivencia...

El otro día pasé por la radial de Santa Ana-Belén, y la verdad que no deja de impresionar el cambio que ha tenido esta zona. Residenciales, centros comerciales, restaurantes. En los pasillos de los supermercados y tiendas se ven personas que nunca se verán en la avenida central…es otra estirpe, es casi otra raza…todos parecen salidos de la televisión!!!!..ese es el pequeño grupo poblacional que vive y goza del bienestar económico-social en esta sociedad, al igual que lo hacían las del pasado, solo que hay algunas pequeñas diferencias…están bien alejados de chepe, han creado su ZONA... ellos no tienen ciudad...
Hoy día el equivalente a aquellas personas que vivían en el centro de San José, viven en esas zonas, y aquí se evidencia una ausencia de CENTRO, de punto de encuentro o convergencia. Estos polos de desarrollo se desarrollan alrededor de los grandes complejos de zonas francas(FORUM), y empresas transnacionales donde muchos laboran, empresas exportadoras, intermediarios y grandes comerciantes, gerentes, inversionistas extranjeros y nacionales entre otros. Esta población se asienta en esa zona, demostrando algunas diferencias en los patrones de asentamiento respecto de sus anteriores. A simple vista, diría que el patrón son amplias propiedades privadas, residenciales y edificios cercanos a autopistas y carreteras radiales, donde los espacios públicos se reducen a los jardines comunes de los residenciales, donde hay mucho verde por los árboles viejos que supieron conservar. Las viviendas son hechas al por mayor, pero de LUJO, construídas por emporios de la construcción y financiadas por los bancos. Los parques o plazas, es decir, lugares públicos, no son parte de los lugares de encuentro. Y tal vez el máximo exponente de “sitio público”(que no lo es realmente) son los centros comerciales, que vienen a reemplazar las antiguas plazas y parques urbanos. Sitios donde impera el comercio, la mercancía, los servicios y el utilitarismo. No son encuentros libres de intereses, son encuentros casuales dados por el consumo primordial. Se pueden encontrar por casualidad porque estaban comprando pan, o alquilando una película, pero no lo harán porque andaban dando vueltas, divagando. Si bien, existe también el vagar por los centros comerciales “viendo cosas” en las vitrinas de los negocios. Bien conocidos son los eventos, ferias, actividades culturales que impulsan en los centros comerciales, con el fin de “entretener a la familia”, táctica para tener cautivos a los consumidores más importantes: el grupo meta por el cual todos se pelean. Las chequeras más gordas, las tarjetas de crédito más endeudadas, las necesidades más exigentes y exclusivas..(les bombardean comprar carros, casas, viajes, ropa, juguetes, los electrodomésticos más caros, las comidas más sabrosas, las vacaciones más perfectas)
Otros centros y lugares de encuentro serían clubes privados, centros de deporte, escuelas, colegios y trabajo. En este caso, se restringe el tipo de gente con la que se comparte, generando un círculo cerrado de contactos(ej Country Club), con costumbres similares y gustos compartidos. El contacto con gente que no pertenezca a su clase se va reduciendo cada vez más.
En esas zonas, los lugares culturales no forman parte de las infraestructuras de referencia, de punto de encuentro, pues los principales lugares están ubicados en el centro de San José, descontando algunas galerías de arte que estratégicamente se han ubicado en esas zonas. Todo este desarrollo, este boom inmobiliario que tendrá 10-15 años, no ha edificado teatros, salas de conferencias culturales, bibliotecas o centros no mercantilistas, …(si he escuchado del interesante proyecto de la escuela de música de Santa Ana)…..sus edificaciones más imponentes, están relacionadas con el comercio o los negocios…contrario a las burguesías de finales de SXIX, que construyeron en medio de los cafetales un monumental teatro(El Teatro Nacional), o iglesias(La Catedral), (La Iglesia de Coronado)….aquí la monumentalidad se traslada al ámbito privado y al semi público(pero al fin y cabo privados), como son los centros comerciales, hospitales, entre otros. Para desplazarse esas familias que viven la ilusión del progreso, dependen totalmente de los automóviles. Las calles, espacios públicos por excelencia son acaparados, al igual que el resto del país, por los carros y sus embotellamientos, (de eso no se salvan), pero van con buenas suspensiones y un extraordinario super aislante del mundo exterior. Las burguesías de antes, prescindían más de los autos, pues existía el tranvía, el tren, y como todo estaba cerca, se caminaba(también eran otras épocas)
Un amigo mío, que no cree en lo más mínimo en el San José Posible, me dice que me olvide de San José Posible, que la nueva ciudad Y EL FUTURO está en esa zona de Santa Ana, que nadie, menos alguien de esos que viven ahí en armonía con la naturaleza y el comercio va a querer ir a vivir al centro de chepe. Y el asunto o la pregunta sería, ¿Quién es el público meta de la ciudad de chepe?, ¿Cuáles empresarios invertirán en esta zona, y cuál será su público meta?...Evidentemente muchos no dejarán Santa Ana por San José, pero tal vez para otros si sea atractivo, más si se hace un trabajo fino en el centro(transportes, organización, más zonas peatonales, etc). Estas son algunas reflexiones que surgieron a raíz de una pasada por la zona de la radial Santa Ana-Belén, y una parada rápida al automercado.
Queda como entrelíneas, la idea de que las ciudades crecen por las grandes burguesías que la hacen crecer, y que los demás se acomodan a sus movimientos...no estoy segura, pero pareciera que así es un poco...
Textos de Interés:

4 comentarios:

Tartaruga dijo...

Estamos mal nena, como estamos mal!!!! Cómo es triste analizar lo que pasa a sangre fría. Criticamos a los gringos pero Costa Rica va por el mismo camino, el consumo aniquila. Los grandes problemas no llegan todavía, cuando después de "adquirir" una "vida mejor" la frustración toca la puerta y las personas no entienden porqué....
Es increíble ver aqui donde estoy ahorita, en la tierra "de-busch-ada", se diría la sociedad perfecta donde todos tienen sus casas, sus carros y sus "jardines", pero el tamaño de la frustración acompañada de cansancio (monetario?), se refleja en cada fachada. Que pena que en CR aquellos que tienen conciencia no siempre tienen influencia política y los empresarios...., para encontrarlos?, me parece que ellos sí vistan San José...pero de noche, es sólo darse una vuelta por los casinos.

Tartaruga dijo...

Y otra...qué bueno que mi madre me enseñó una cosa indispensable: la sencillez y la felicidad de vivir con aquello que realmente necesitamos. Será por que soy barveña pura-raza, que cada vez que entro en Wall Mart, mi única prioridad son los fríjoles y el arroz, la gente me mira extraño pero que se le va hacer, no han probado el gallo pinto!. jeje

Elías Torres dijo...

Algo que me impactó de esa zona fue cuando al manejar por una de esas pistas entre Escazú y San Ana la vista era: en las montañas mansiones y debajo del puente familias viviendo allí.

El contraste es violento, deprimente y realmente triste. Estamos en un país donde cada vez hay más Hummers y más familias con hambre.

La polarización social está cada vez más marcada.

Si el San José posible fuera para clase media, tal vez se quede sin audiencia, porque acá en CR la brecha se sigue ampliando.

maluigi dijo...

Nena- no se si mal o bien, pero para algún lado va este mundo, y no se sabe a donde va a parar, mientras tanto, esto es lo que vemos...una burguesía empobrecida...contradictoriamente...pues está mucho más enriquecida en lo económico...

cuando venís para aca nena...te podrías haber venido a dar una vuelta en estos meses..
bueno...a comer pinto...
te debo el cigarrito....

Elias- si como que a uno le impacta ver ese desarrollo, del que uno no forma parte...y no es por envidia...sino que asombra, porque es nuevo...y masivo...
queda pintado el paisaje con una breve visita al lugar...