jueves, 29 de marzo de 2007

Un San José Posible: Utópico


Si hay algo que me gusta de las posibilidades del juego de palabras del San José Posible, es que se presta para jugar: San José ¿Será Posible?, ¡es posible!, ¡¡Imposible!!!. La frase se puede prestar para diferentes connotaciones de lo que podría significar a simple vista el San José Posible(el proyecto), es decir nuestro chepe posible. Desde la realidad tangible actual(decadente), a las posibilidades tangibles(realidad posible), lo posible pero a largo plazo(ojalá llegue a ser), lo utópico o imposible(lo que casi de seguro no podrá ser), entre otros. Es decir, se abre el espacio del juego y la proyección para pensar la ciudad que tenemos AHORA, la que alguna vez nos gustaría tener, la que ya empieza a cambiar, la que queremos a futuro, la que no queremos, la que fantaseamos, la utópica e imposible. Por eso es bonito el término, porque podemos además de ver que están remodelando la Avenida 4, soñar, proponer, imaginar cambios aún más radicales, y seguramente imposibles por el momento.(pero nada cuesta soñar, aunque peque de ingenua)

Pensando, después de haber leído algunos artículos sobre las ciudades verdes, decían que ya la mitad de la población mundial vive en las ciudades, pero que aún así las ciudades son muy poco amigables para la vida humana, para una vida saludable, agradable, entre otros(agregaría que están hechas solo para la explotación de las personas y la reproducción económica y cultural). Comentando sobre algunas ciudades modelo, plantean la necesidad de empezar a regenerar e invertir en los espacios urbanos para mejorar la calidad vida de todas esas personas urbanas, mejorando el medio ambiente donde viven.
Por esa razón y dejando volar la imaginación, llegué entre otras conclusiones(nada nuevo de por si) que el gran problema de San José son los transportes, los carros, los buses. La flotilla automotriz es realmente desagradable, con sus humarascales, la bulla que hacen, las calles atestadas por ese montón de chatarra. No solo contaminan el aire, el sonido y lo visual, sino que ponen a los peatones en peligro. Como peatona los odio.
Pensé entonces que sería ideal para mejorar la calidad del aire, del sonido, de la belleza escénica, de la biodiversidad, de la tranquilidad, enfin, muchas cosas, hacer espacios tipo la Sabana pero dentro de Chepe. Eso se supone está dentro del proyecto San José Posible, (ver Costa Rica sembrará 5,5 millones de árboles y San José impulsa proyecto para convertirse en bosque urbano). Pero propongo un cambio más radical aún, sería el siguiente:
Proyecto Fantasioso (Imposible)Bosque Avenida Segunda.
Toda la Avenida Segunda, convertirla en un gran paseo boscoso, una explanada arbolada. ¿Que pasaría con los malditos y asquerosos carros que pasan por ahí?, pues se invertiría en hacer un paso subterráneo en toda esta zona, hasta la altura del Museo Nacional. Es decir los carros entrarían desde: (varias posibilidades):
1- Desde León Cortés. Entonces el bosque urbano sería un corredor que viene desde la Sabana, hasta el Museo Nacional.
2- Desde el Hospital de Niños, mejorando la vida y medio ambiente para ambos Hospitales(San Juan de Dios y Niños)
3- Desde la Altura de La Merced, o si no desde el Banco Negro, BCR.
Complementos: Una ciclovía, baños públicos, banquitas, mesas, juegos para niños, zonas de juego, buena iluminación nocturna, entre otros.
Beneficios: Ya se saben. Se evitaría el paso bullicioso de los carros en su insistente transitar, pues quedarían bajo tierra, y pasarían desapercibidos para los peatones y habitantes de la ciudad. ¡Hay que esconderlos a esos hijueputas carros!
El aire se purificaría, los pajaritos tendrían donde anidar, se ampliarían los espacios de recreación, descanso físico, visual, atmosférico. Las temperaturas en el centro bajarían, pues habría menos cemento, sería super atractivo para optar vivir en el centro.
Contradicción: Costa Rica tiene el 3 o 4% de la biodiversidad del planeta, cifra que les encanta resaltar en todo informe, pero eso no nos sirve de ni mierda si vivimos entre cemento. Tenemos que proponer proyectos de vanguardia para la convivencia en ciudades tropicales, y no tener que escapar de la ciudad cada vez que uno quiera ver un puto árbol o un paisaje paradisíaco. Que saquen las toneladas de cemento que recubren la Avenida segunda, y construyan túneles como las hormigas y hagan lo menos visible las benditas calles de tránsito automotor, que la Avenida sea un hermoso parque donde los niños puedan volver a jugar en el centro de Chepe!! Y así en general. Por desgracia, todo queda en el sueño, pues evidentemente nunca habrán recursos suficientes para proyectos de ese calibre. Las ciudades tercermundistas, iremos arreglando poquito a poquito nuestras ciudades, mientras pasa el tiempo y todo se deteriora cada vez más.

Ojo. El dibujo y el fotomontaje está hecho en paint, programa básico de dibujo, basado en una foto de la Avenida Segunda un extraordinario domingo de febrero. Aquí me quedó muy claro que chepe es perfecto para visitar un domingo ya que no hay ni un alma en las calles, y las cosas se ven mucho mejor que cuando están repletas de carros entre semana. Tal vez les parezca muy comeflor todo esto, o muy colorido, o tal vez les parezca que en vez de cemento, pueda ser zacate, o piedrilla, grava, que se yo...es solo un ejercicio mental...Igualmente invitados a proyectar cambiar algún sector, a imaginarlo como les gustaría fuese.

Foto de los pajaritos, por Tim May

5 comentarios:

esquizofrenico dijo...

Hay un período durante el cual,

más que dar alimento

es necesario abrir el apetito de aprender.

Se dice "sembrar ideas", pero,
quién siembra ideas en una tierra apelmazada,

no rota por el arado? Esa semilla la arrebatará el aire,

o los pájaros se la comerán.

Hay que abrir la tierra, y después de esto,

la semilla fructificará.

Cromatica dijo...

Tu propuesta es buena, la perseverancia al final es lo que permite que la tierra apelmazada sea arada.

Y pienso que propuestas como la tuya tienen que dar frutos, la perseverancia es la clave y está en todos los que crean en ella, yo me apuntaría en un proyecto comunitario donde se pudiera ir a sembrar en San José, aún cuando puedo preveer que saldrán muchos a decir, quien les dará mantenimiento, quien recogerá sus hojas? quién esto o quién aquello, pero al final el mantenimiento tiene que ser de parte de todos, cosa de todos.

Saludos

Anónimo dijo...

Debe existir un equilibrio asì como todo no puede ser concreto tampoco una ciudad son solo àrboles....usemos la cabeza y la razòn. San Josè debe crecer verticalmente.

maluigi dijo...

Hola Cromatica que bueno que volviste. Y si la perseverencia es algo importante, pero de todas maneras eso no depende de que uno suene la ciudad, y que se va a realizar, eso les concierne a los que estan en el proyecto san jose posible, que son urbanistas, arquitectos, ingenieros civiles y quien sabe que cantidad de gente alrededor del proyecto. Ellos tienen muy buenas propuestas, y saben que tambien son dificiles de llevar a cabo de inmediato, son pacientes y van poco a poco. Uno solo apoya la iniciativa desde este blog, para dar a conocer el proyecto y repensar la ciudad, criticar, sonar...

Anonimo, porsupuesto que se necesita crecer en vertical, de hecho yo si creo en eso, pero en el caso del fotomontaje de la avenida 2da seria un aspecto que le daria muchisimo aire, a la gente que viviria en el centro en sus apartamentos sin jardin por ejemplo. De hecho en el fotomontaje pude insertar unos apartamentos que esta inaugurando el banhvi, que apuestan para la vivienda vertical para clase media...y en una modificaci[on que est[a en otro post de marzo, tambien estan dibujados edificios de apartamentos verticales ...no es que sea por falta de razonamiento...la gente que quiera apostar por el centro querra algo de verde en el puro centro...sino porque la sabana esta teniendo un boom inmobiliario en vertical?

El Chata dijo...

ehhhh que bonito!